Categories Menu

Posted by on Jul 27, 2016 in Amistad, Mamá | 2 comments

Hora de elegir a sus padrinos

Hora de elegir a sus padrinos

 

Debo empezar diciendo que no soy una fiel practicante de mi religión, sin embargo creo en mi religión y deseo que mi hijo también crea. Así que el primer paso que tuve que dar fue el bautismo.

Mi esposo que es hermético por naturaleza me pidió buscar una iglesia que aceptara la ceremonia individual, deseaba que fuera solo con la familia así que empecé con la tarea de la búsqueda de iglesia. Fui a la parroquia de mi casa y me bajaron el entusiasmo en una, me dijeron que tenían espacio para febrero del próximo año y estábamos Agosto. Así que la descarté, no quería esperar tanto tiempo. Mi segunda opción, me dijo que no tenia problemas con la ceremonia individual pero que debía conseguir un sacerdote. OK, están caídos de sacerdotes. Mi tercera opción no aceptaba ceremonias individuales y mi esposo la descartó porque no le gustaba la iglesia. Pasaron varias semanas y aun no definía nada, Frank notaba mi desesperación hasta que un día llegó con la solución. No sé como pero conoció a uno de los hermanos de la parroquia y éste nos pudo ayudar. Así que pudimos tener una ceremonia individual en noviembre en la parroquia de mi casa.

Muchos meses atrás, un mes antes que Fausto naciera mi esposo y yo decidimos elegir a nuestros padrinos. Yo tengo la idea clara que los padrinos no tiene porque ser mis hermanos, mi vínculo sanguíneo no garantiza que mis hermanos sean la mejor opción de padrino para mi hijo. Mi madre siempre me dijo que yo podía elegir a los padrinos que quisiera. Yo soy un ejemplo vivo que los lazos sanguíneos no aseguran nada. Yo ya no tengo padrinos y no es que hayan muerto, solo dejaron de existir en mi vida. Mis suegros como siempre solo les quedó aceptar la decisión de su hijo, pero sabemos que ellos esperaban que fueran sus hijos sin embargo nosotros no lo queríamos así, para nosotros era suficiente que mis cuñados fueran los tíos favoritos de Fausto.

Le dije a mi esposo que yo iba a elegir la madrina. Como no tengo hermanas, mi opción era elegir a una de mis mejores amigas, a quienes puedo contar con una mano así que la decisión no fue difícil.

Mi comadre Ana es una gran mujer, esta un poco loca, pero la mayor parte del tiempo es normal como cualquier mujer, trabajadora, perseverante, alegre, cariñosa, educada, buena hija, pero no olvidemos que esta un poco loca. Mi compadre, lo eligió Frank y amé su decisión. Marco es el hermano que yo escogí en la vida. Cuando era pequeño lo lorneábamos todo el tiempo porque era el menor y el más tranquilo. La primera vez que Marco agarró un cigarro se lo di yo y su primera “bomba” fue conmigo. Siempre mostró ser un hombre con paciencia, bondadoso y amoroso. Marco y Ana siempre han estado con nosotros y nos han visto crecer como pareja. Me olvidé de mencionar que Marco es novio de Ana y se casan muy pronto. (Algunas personas me culpan por el noviazgo, pero debo decir en mi defensa, que no fue intencional).

Una noche salimos a cenar los cuatro, yo llegué rodando porque no podía más con mi panza y antes de empezar a comer muy formalmente les preguntamos si nos harían el honor de ser los padrinos de nuestro hijo. Hubieron lágrimas de alegría y no solo de Ana y mías. Sus sonrisas nos dijeron todo, sabíamos que estaban felices.

Ana y Marco son tan buenos padrinos que aun cuando vivíamos a 5 distritos de distancia se las ingeniaban para ir a vernos, así fuera solo para ver media hora a Fausto, incluso cuando mi esposo se iba de viaje, ellos estaban ahí para mi. Más de una hora manejando solo para llegar a mi casa, tomar un café, darle un beso a Fausto e irse.

El amor de Ana es tan grande que no solo ve por nosotros sino también por la familia de Frank y por mi mamá. Marco ni que decir, con tanto tiempo siendo amigos podría estar harto de mi pero no, fiel a nuestro amor siempre esta para Fausto y a pesar que lo conozco desde que tiene siete años acepto que prefiere estar con mi esposo que conmigo, es más estoy segura que en algún momento le ha preguntado a Frank qué hace conmigo.

No nos arrepentimos de los padrinos que elegimos, le hemos regalado a mi hijo dos lindos tíos y por ende nuestra familia ha crecido y estoy segura que seguirá creciendo.

 

Sigue leyendo:

2 Comentarios

  1. Maria Gracia cada vez que leo tus artículos término o con un nudo en la garganta o con lágrimas de emoción, de alegría, de orgullo, si te digo que siempre hago mis comentarios en cada uno de ellos quizás no me creas porque nunca salen así que me he convencido de que los envío mal, no importa yo me quedo con la satisfacción de leerlos, ojalá este te llegue los quiero mucho y doy fe del amor y cariño de los padrinos de Fausto a ustedes, eres increíble y como siempre digo de una gran madre una gran hija y mujer, te quiero mucho

    • Este si llegó 🙂
      Gracias tía, tu has sido un gran ejemplo de mamá. Por ti Fausto tiene al mejor padrino del mundo. Nosotros te queremos a ti y al viejo también 🙂

Déjame un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *