Categories Menu

Posted by on May 30, 2017 in Amistad, Mamá | 4 comments

Mis hermanos Quevedos

Mis hermanos Quevedos

Absolutamente todas, en algún momento de la vida, o si tenemos la dicha, en todo lo largo de nuestra vida llegamos a tener ese hermano, hermana del alma, al que amas como amas a tus hermanos e incluso puede llegar el momento donde lo prefieres antes que tus hermanos.

Yo tengo la dicha de no solo contar con un hermano del alma, sino que la vida me regaló tres, porque esa fue la condición: tomas a los tres o no te doy ni uno. De esa manera es como los Quevedos llegaron a mi vida y si convirtieron en mis hermanos amados a los que le debo gran parte de mi felicidad. Este post se trata de ellos y de los hermosos 22 años que estamos juntos.

El menor de los Quevedo, Álvaro, lo conocí cuando andaba en pañales, corriendo casi desnudo por toda la casa. Siempre ha sido bondadoso, caballero y educado. Por ser el menor siempre tuvo que pagar derecho de piso. Y aunque la diferencia de edad va más allá de 10 años, estamos en una etapa donde podemos sentarnos a conversar sobre música, comidas, política e incluso aunque mis oídos no lo quieran escuchar, podemos conversar tranquilamente sobre sexo. El ritmo de mi vida de adulta hizo que en los últimos años no gozara tanto de mi ultimo hermano pero sin embargo, el me enseño a ser hermana mayor. Mi vieja Quevedo nos mandaba a recogerlo del cole, llevarlo a las clases de guitarra, marinera, vóley, etc.

Lo mas difícil de tener un hermano menor, es verlo crecer y darte cuenta que ya no es un niño. Lo he visto crecer, conseguir su primer trabajo, conocer a su primera flaca, graduarse y he bailado hasta el piso con él. Álvaro es el mas guapo de los tres y el más cabezón.

Marco, es el Quevedo medio, mi hermoso hermano que hace tres años se convirtió en padrino de Fausto. Mi orgullo. El más tranquilo y amoroso de los tres. Cuando era pequeño lo ignoraba porque para mí era un mocoso de 10 años y no había forma que parara conmigo que para esa época yo andaba por los 13. A Marco le enseñé a fumar, felizmente nunca le gustó. También le enseñé que cuando discuta con su enamorada (ahora su hermosa esposa) se quede callado, porque no hay forma que salga ganando de una discusión.

No sé cuando mi vida giro un poco y Marco pasó a ser mi hermano compinche, nos acompañamos cuando estamos solos y escuchamos nuestros problemas todo el tiempo. Yo me desahogo con él más que el conmigo, sin embargo siempre estamos uno al lado del otro para todo. Marco hace que yo siempre actúe correctamente porque siempre he sentido que mi comportamiento es un ejemplo para él. Ahora lo veo casado, preocupándose por gastos de la casa y negociando con su esposa quien tiene que lavar y digo: Carajo! Porque los años pasan tan rápido. Por que no se quedó de 10 pequeño y narizón?

Eduardo, es el hermano mayor, incluso mayor que yo. Mi Queve bello, mi muelón favorito. Es a él al que le debo todo. Si no nos hubiéramos conocido en la esquina del parque esa tarde de verano, nada de lo que vivo ahora existiría. Eduardo me demostró hace muchos años que en esta vida puedes darte el lujo de amar y ser correspondido. Él es al primer hombre que he amado y ya son tantos años juntos que sé que nunca me romperá el corazón (por lo menos no intencionalmente) Gracias a Eduardo mi infancia esta llena de grandes amigos y no solo me regaló una bella familia sino que mis mejores amigos son sus mejores amigos. Siempre he dicho que el ser tan feliz al lado de Frank y Fausto se lo debo a él. Porque indirectamente Eduardo me lo presentó. No hay un momento en mi vida donde Eduardo no este presente. Mis primeras juergas fueron a su lado y no sé porque pero mi madre nunca se molestaba conmigo si llegaba de madrugada por culpa de Quevedo. Mi primer pucho fue con el, ninguno de los dos sabia fumar, pero ahí estábamos dándole como monos. El ha visto como me han roto el corazón y yo he sabido ver el suyo y hemos estado juntos consolándonos como tontos.

Ustedes deben haber escuchado esa expresión que dice: Te escogería mil veces no? Pues esa expresión es perfecta para Queve: Lo escogería mil veces como hermano. Porque a pesar de ser completamente distintos, discutir y muchas veces no estar de acuerdo en algo, me ha demostrado que me ama y que estaría dispuesto a pelear con dragones por mi. Y yo estaría dispuesta a cruzar todos los mares por él.

Es hermoso cuando la vida te da la oportunidad de tener familia extra, amigos que se vuelven hermanos. Como dije, no todos tenemos esa oportunidad, de amar y que nos amen tanto. Yo solo puedo ser agradecida porque tengo dos familias llenas de amor, de felicidad, de unión y pureza y eso no lo cambiara por nada del mundo.

Quería contarles un poco sobre quienes son mis hermanos Quevedo porque muchas veces me han preguntado cuantos hermanos tengo y siempre digo que tengo seis. Mis dos hermanos de sangre y mis 4 hermanos de la vida. Los 3 Quevedos y Carla… pero Carla, es otra historia.

*La foto fue tomada un día antes del matrimonio de Marco, desde mi cel.

 

Sigue leyendo:

4 Comentarios

  1. Pásame el Kleenex, yo tengo a 2 patazas así,siempre de arriba para abajo y aunque no estemos juntos en éstos últimos años pues los malditos saben que los adoro con mi ventrículo izquierdo jajaja, uno de ellos es padrino de mi hijo,uffff los extraño, besos Magra lindo saber algo más de tí.

  2. Muyyyy muyyy bueno y de corazón !!

    Me intriga la parte:
    «…. porque esa fue la condición: tomas a los tres o no te doy ni uno. De esa manera es como los Quevedos llegaron a mi vida y si convirtieron en mis hermanos amados….»
    suena a qué hay uno malo de los 3 jajaja (pensaba que era eduardo)

    Sabes que te quiero Edu 😘

    • Que lindas palabras magra. Ellos son tan suertudos como tú por tenerte a sus lados y poder llamarte su familia.
      Te quiero
      Devi😘

  3. Hermosa narración de tus experiencias con esos 3 hombrecitos a los que quiero tanto como si fueran hijos míos! Por tener a su madre Ely como amiga-hermana desde los 6 años y es mi familia junto con Carlos el papa que solo trabaja y trabaja! No existe mi vida otra familia como ellos! Los amo a todos profundamente y forman parte de la historia de mi vida.

Déjame un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *