Categories Menu

Posted by on Dic 21, 2017 in Mamá, Vida en pareja | 0 comments

10 tips para mantener una relación saludable

10 tips para mantener una relación saludable

 

Muchas veces me han molestado por ser la “pareja perfecta” la que se ama infinitamente y que nunca pelea. Eso es falso, Frank y yo discutimos, como lo haces tu con tu esposo o novia, y nos resentimos tanto que podemos dejar de hablarnos por algunas horas o incluso todo un día. Discutimos y más ahora que somos papás. No somos una pareja perfecta, ni ejemplo a seguir, sin embargo, hemos aprendido con los años que, a pesar de no estar de acuerdo en muchas cosas, no podemos por más que en ese momento quisiéramos, gritarnos, ofendernos o mandar todo a volar. Porque hemos aprendido que siempre vamos a tener diferencias y que vamos a estar en desacuerdo muchísimas veces, pero eso nunca podrá contra el amor, la admiración y el respeto que nos tenemos.

Quiero compartir 10 consejos que tenemos presente en casa para minimizar las discusiones o en todo caso, para mantener una relación saludable y positiva a pesar de las diferencias del día a día:

1.- Habla con tu pareja sobre lo que sientes, sobre lo que te molesta, sobre lo que deseas. Dejemos de lado la clásica respuesta “no me pasa nada, no tengo nada” o ten presente que él no va a adivinar lo que piensas o sientes y viceversa. La honestidad es uno de los pilares en toda relación y tienes que tenerlo siempre presente.

2.- Celebra la bueno. Usualmente le ponemos intensidad a lo malo y criticamos y renegamos sobre eso, y dejamos de lado lo bueno que sucede en nuestra relación, como decirle lo feliz que nos sentimos cuando hace o dice algo. Un ejemplo super simple, es celebrar cuando es puntual o cuando sin mucha insistencia se anima a hacer los pendientes de la casa.

3.- Por más que el amor una, no son una sola persona y se van a encontrar muchas veces que opinan y/o piensan distinto. No siempre verán las cosas de la misma manera y debes respetar las diferencias. Recuerda que son dos personas diferentes, con historias, costumbres y familias diferentes y por ello por más que tu quieras el/ella no va a reaccionar o actuar como lo harías tú.

4.- Por más que haya discusiones, diferencias o intercambio de palabras, por nada del mundo se debería ofender ni insultar. Minimizar a tu pareja con insultos no es aceptable en ninguna situación. Burlarse tampoco. Ten siempre presente que las palabras malintencionadas pueden llegar a herir y la persona que tienes al frente es la persona que amas.

5.- Busca un lugar neutro para conversas luego de una discusión. Usualmente solemos discutir en nuestro hogar, así que, si tuviste una discusión temprano por la mañana en la casa y al regresar en la noche quieren hablar de eso, busca un lugar de tregua, salgan a caminar, vayan a algún cafetín que les guste a los dos y hablen. Un poco de aire fresco siempre cae bien.

6.- Perdona y pide perdón cada vez que se tenga la oportunidad de hacerlo. Todos cometemos errores diariamente y debemos dejar el lado el orgullo cuando se trata de nuestra pareja. No contabilices las veces que has pedido disculpas, ni las tuyas ni las de él/ella.

7.- Tu relación no es una competencia. No se trata de que hoy cedí así que mañana haces lo que yo quiera. Ceder cuantas veces quieras por el bien de tu relación esta bien, siempre y cuando no te sientas obligada a hacerlo.

8.- Otórguense espacio a solas, para dedicárselo a tus amigos, padres, hermanos o simplemente para estar sola/o, el tiempo sin tu pareja es saludable para la relación. La convivencia puede ser espectacular, pero estar todo el tiempo juntos no lo es.

9.- La vida sexual es importante, por más confianza que haya entre la pareja algunas veces el sexo solo se practica y no se habla sobre ello. Es bueno ser honestos y decirle a tu pareja lo que te gusta y lo que no.  Es importante recordar que todo es válido mientras tú y tu pareja lo permitan.

10.- Por último, pero no menos importante, recuerda que la persona que tienes al lado es la persona que elegiste para compartir tu vida hasta el ultimo respiro. Convivir no es sencillo, tener presente que es la persona que elegiste amar y con quien formar una familia hará que las discusiones sean más llevaderas.

Como una yapita, podría decirte que nunca discutas delante de otras personas, es difícil, muchas veces la cólera va a ganar, pero si puedes controlarlo, no discutas delante de tus hijos, ni tus padres o suegros. Si algo te disgustó espera estar a solas con tu pareja para decírselo. Recuerda que la relación que tienes con tu pareja es una relación de dos.

Nosotros como pareja aún estamos aprendiendo y mejorando con el tiempo. Cometemos muchos errores, pero también sabemos perdonarnos. Cada nueva etapa en nuestras vidas es un reto, complicado y algunas veces agotador, sin embargo, tenemos presente que es un camino que queremos hacer juntos. Espero les sirva de ayuda.

 

Sigue leyendo:

Déjame un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *