Categories Menu

Posted by on Ago 19, 2019 in Mamá | 0 comments

Día 18: Entre amigas

Día 18: Entre amigas

 

Soy consciente que la etapa de post parto nos trae una falsa soledad, lo que no sé es cuanto tiempo dura y cuales son los motivos para que se vaya.

Digo falsa soledad, porque es cierto que nos sentimos solas como nunca, sin embargo, siempre esta mamá al lado, los hermanos, las abuelas, suegras, cuñadas, las tías, el esposo… en resumen es una de las etapas de la vida donde las personas se acuerdan de ti y desean visitarte o por lo menos en mi caso lo es.

Una de las mejores compañías que puedo disfrutar en estos días y es la que mejores resultados me da para no sentirme sola, es la de mis amigas… que benditas somos por tenerlas.

Hoy ha sido una tarde especial, ha sido el primer día que he pasado entre amigas luego de mi parto. Sin mucho que coordinar, tres de mis amigas bloguerinas decidieron pasar el día en mi casa y realmente ha sido relajante poder tenerlas aquí.

Algunas veces el sentirnos tan agotadas hace que realmente rechacemos esa visita de la tía o amiga por creer que al recibirlas hay que atenderlas y obvio sabemos que a las justas tenemos tiempo para atender a nuestros hijos, pero la verdad es que hoy yo he sentido que ellas me han atendido a mí, a pesar que hoy muy temprano me levanté a cocinar.

Juntas hemos alimentado a Franco, cargado, cambiado el pañal, paseado, acurrucado y mecido. Han hecho que el día sea no solo mas ligero, sino también mas entretenido para mí y eso me ha levantado el ánimo que aun anda un poco inestable.

Como les digo, sé que el sentirme sola es un estado que ya pasará, pero tener días como hoy realmente son el empujón que necesito para irme a la cama feliz, sabiendo que realmente no estoy sola y que todas las que somos mamás pasamos por esto.

Así que aquí va mi primer consejo de “nueva mamá” si te sientes agobiada, agotada o sola, pues no rechacen a esa persona que quiere ir a visitarte para conocer al nuevo bebé, realmente ella o ellas no están pensando en que vas a invitarles de cenar o que prepararas para el almuerzo, así que no te estreses ni andes pensando que mejor le dices que otro día porque no quieres atenderla. Todo lo contrario, estoy segura que esa persona con la excusa de ir a conocer al bebé lo que realmente quiere es darte una mano, un brazo o un hombro, para que tu tengas tiempo libre, para cambiarte, bañarte, tomar café o simplemente sentarte a conversar.

Gracias Pam, Pame y Yor por la visita, fue todo un placer cocinar para ustedes y que me hayan acompañado durante todo el día. Algunas veces no necesitamos conversaciones tan profundas u organizar grandes planes. Sentarnos en el sofá o alfombra y conversar de nuestros post partos, esposos, viajes, anécdotas de maternidad o nuestros hijos tomando un café caliente ha sido un grandiosos plan de día de semana.

 

PD: La foto es de una de nuestras ultimas salidas bloguerinas. Hoy nos olvidamos de la foto.

Sigue leyendo:

Déjame un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *