Categories Menu

Posted by on Ago 22, 2019 in Mamá | 0 comments

Día 20: Días especiales sin celebración

Día 20: Días especiales sin celebración

 

Hoy el día pasó sin altos ni bajos, entre la rutina de Franco y las tardes de juego de Fausto. Podría decirles que fue un día sin ninguna sorpresa, sin nada especial, pues así lo sentí, lo cual podría ser absolutamente normal, sin embargo, no ha sido un día cualquiera.

Durante casi 8 años Frank y yo celebramos todos los primeros días del mes nuestro mesario sin celebraciones derrochadoras, ni mucho menos festejos masivos, pero lo celebramos muy a nuestro estilo o en todo caso no hay celebración, pero siempre hay un saludo, un beso especial un coqueteo, un detalle que hace de este día, una fecha especial.

Hoy no hubo nada de eso, pasó el día sin mensajes de amor o fotos simulando un beso, sin llamadas preguntándonos hasta donde nos amamos… llegó la noche y recordamos que era 01 de agosto y solo atinamos a darnos un beso y decirnos feliz mesario y así nos fuimos a acostar.

Durante esas horas donde solo somos Franco y yo he pensado mucho sobre las muchas veces que comentemos el error de dejarnos como pareja, de alejarnos o de pensar que lo mas importante son nuestros hijos.

Entiendo por completo que Franco tiene pocos días y que todos no solo nosotros dos estamos pendientes de sus necesidades. Me lo repito una y otra vez, pobre mi hijo que estaba feliz en mi vientre, caliente, seguro y alimentado y ahora está aquí afuera acostumbrándose al clima, olores, texturas, ruidos y que es tan pequeño que necesita de toda nuestra atención, sin embargo, el cambio no es solo para él. Frank y yo también nos estamos adaptando al cambio y hoy me he dado cuenta que más que adaptándonos lo que estamos haciendo es dejarnos llevar y así no debería ser.

Debemos trabajar en mantenernos conectados, por más que el poco tiempo a solas y el cansancio nos jueguen en contra, debemos seguir viviendo siendo nosotros dos también. Sé que es complicado en estos momentos, escaparnos a cenar, salir a caminar o tomar un café fuera de casa, pero deberíamos regalarnos unos minutos para sentarnos a tomar té o apapacharnos y ver juntos una película o media, aunque sea dentro de casa.

No olvidarnos de preguntarnos que tal fue nuestro día o decirnos un te amo sin motivo alguno. Siempre he creído que, si tienes la oportunidad de decirle a tu pareja porque lo amas, pues lo hagas, es saludable para la unión de pareja decirle a esa persona con quien elegiste vivir lo mucho que la amas y porque es que lo haces, es como un shot de felicidad escuchar palabras bonitas.

Ok. Tampoco quiero ser una dramática, al final no es que sea la fecha de nuestro matrimonio lo que dejamos pasar, es solo un mes mas juntos, pero tampoco quiero que empecemos dejando una fecha especial de lado y sin darnos cuenta en unos meses más no seamos capaces ni si quiera de preguntarnos como estuvo nuestro día, porque la rutina nos ganó

Los primeros días con Franco en casa han sido difíciles para todos, sin embargo, no lo veo como algo malo, todo lo contrario, creo que es todo un reto para nosotros, para aprender a mantenernos unidos de otras maneras a pesar de los cambios.

 

Sigue leyendo:

Déjame un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *